top of page

IA: ¿Un amigo o un enemigo para la humanidad?


Cuando piensas en la inteligencia artificial, ¿qué es lo primero que viene a tu mente?


Probablemente, una película de ciencia ficción en donde los robots se han apoderado del mundo y los seres humanos han sido esclavizados o aniquilados. O tal vez en un episodio de los Supersónicos (ahora puedes calcular mi edad) en donde Robotina se encarga de los quehaceres domésticos mientras la familia disfruta de su casa del futuro.


En realidad, la IA es mucho más que solo ciencia ficción; es una industria con aplicaciones reales que nos permite resolver problemas y hace nuestra vida más fácil. En los últimos años, su popularidad ha crecido significativamente y se prevé que para el 2023 las empresas invertirán $1 billón de dólares en ella anualmente.


¿Qué es la Inteligencia Artificial?


La inteligencia artificial es el resultado de crear máquinas capaces de pensar, razonar y aprender por sí mismas. Aunque se trata de un término amplio que abarca diferentes tecnologías, en esencia, la IA consiste en la creación de sistemas de cómputo capaces de imitar el pensamiento humano.


Los sistemas basados en IA usan algoritmos –series de pasos que resuelven problemas– para tomar decisiones basadas en datos que les fueron proporcionados por sus creadores o recopilados a través de la observación y experimentación para tomar decisiones de manera autónoma.


Estos algoritmos están diseñados para imitar la forma en que los seres humanos pensamos, razonamos y resolvemos problemas, lo que permite que las computadoras realicen tareas como el reconocimiento de voz y la identificación de imágenes sin necesidad de ser programadas explícitamente con instrucciones detalladas de cómo hacerlo.


Beneficios de la Inteligencia Artificial


La automatización de tareas, la eficiencia, la precisión y la reducción de costos son algunos de los beneficios que ofrece la IA.


Por ejemplo, imaginemos que necesitamos revisar cientos de documentos para verificar si cumplen con ciertos requisitos. Una persona seguramente tendría dificultades para procesar esa cantidad de información y, después de revisar varios de estos documentos, podría experimentar cansancio y aburrimiento, lo que aumentaría la probabilidad de cometer errores.


Sin embargo, gracias a la IA, una máquina puede aprender a interpretar los documentos y automatizar el proceso de evaluación, determinando cuáles documentos deben ser revisados por un humano y cuáles cumplen con los requisitos necesarios, reduciendo significativamente el tiempo y costo de la revisión.


Su aplicación en diversos sectores


La IA está siendo utilizada en una variedad de industrias. Desde el área de la salud hasta el lado financiero, manufacturero y tecnológico, está logrando que las actividades que suelen realizarse en estos sectores, se hagan de una manera más eficiente, al tiempo que se reducen costos y se mejora la toma de decisiones.


Ya sea salvando vidas, optimizando procesos, gestionando riesgos o en cualquiera de sus aplicaciones, la IA cada vez está más presente.


Retos y riesgos de la Inteligencia Artificial


Para obtener mejores resultados y maximizar los beneficios de la IA, esta debe enfrentarse a numerosos retos, tales como:

  • Entender mejor lo que los seres humanos decimos y sentimos.

  • Aprender a decidir entre múltiples opciones para seleccionar la más adecuada.

  • Poder adaptarse a situaciones nuevas que no le son familiares.

  • Ser creativa para generar ideas y soluciones por sí sola.

  • Tener la capacidad de colaborar con humanos y otros sistemas de IA.


A medida que la IA continúa avanzando y se utiliza cada vez más en diferentes industrias y áreas de la vida, es importante tener en cuenta que también presenta algunos riesgos significativos, aquí algunos de ellos:

  1. Pérdida de empleos en varias industrias.

  2. El uso indebido de información privada.

  3. Toma de decisiones tendenciosas al imitar el comportamiento humano.

  4. Ser utilizada para ataques cibernéticos o aplicaciones militares.

  5. Volverse impredecible y difícil de controlar.


En lo personal, me preocupa que los niños la usen para hacer la tarea sin tener que pensar.


¿Por qué se habla tanto de ella últimamente?


El uso constante de dispositivos inteligentes por millones de personas diariamente, genera una enorme cantidad de información sobre las personas que los emplean. Esta información incluye sus actividades diarias, lo que permite identificar patrones de comportamiento. Empresas como Google y Meta (antes Facebook) utilizan estos patrones para mejorar los servicios que ofrecen a sus usuarios.


Un factor adicional es el surgimiento de aplicaciones que permiten a cualquier persona generar textos, imágenes, música y otros contenidos. Para ser honestos, parte de la investigación para escribir este artículo fue realizada con una herramienta de inteligencia artificial.


La inteligencia artificial está aquí para quedarse y solo seguirá desarrollándose y perfeccionándose. A medida que va aprendiendo, ella misma provocará su propia evolución.


Al igual que la rueda, la imprenta y el internet impactaron significativamente nuestro desarrollo en su momento, sin duda alguna la IA tendrá un gran impacto sobre la actividad humana, sin embargo, su aplicación para bien o para mal dependerá en gran medida de los principios éticos y morales de cada quien.



Sin duda alguna sus beneficios son inimaginables…

Y tú, ¿cómo piensas hacer uso de ella?


6 visualizaciones

Entradas relacionadas

Comments


bottom of page